Sidebar Header

Sidebar Header

Nadar en la piscina

admin | belleza estetica | Martes, 14 mayo 2013

Si bien la natación en el mar es propia de los meses de verano, es interesante poder seguir con las ventajas de la natación en piscina durante todo el resto del año.
No obstante, esta actividad no está exenta de peligro. El número de afecciones que se producen cada verano como consecuencia del baño en las piscinas, suele ser de carácter benigno y de poca gravedad, por lo que no están incluidas en la lista de enfermedades de declaración obligatoria. Se manifiestan de forma muy diversa:
• En la piel: los eritemas, forúnculos, verrugas locales en los dedos de las plantas de los pies.
• En la vías respiratorias: rinitis, faringitis, neumonía, anginas.
• En el oído: otitis.
• En los ojos: conjuntivitis.
• Trastornos que afectan al aparato digestivo: diarreas.
En cambio, no es posible la transmisión de la hepatitis B o el sida a través de las piscinas, aunque sean enfermedades víricas.
Los agentes desinfectantes que se utilizan para el tratamiento del agua pueden también provocar algunas irritaciones en garganta, nariz y ojos, aunque la dosis no sea tóxica ni supere los parámetros establecidos.

Etiquetas:

Sin Comentarios

Sin comentarios.

Deja un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI