Sidebar Header

Sidebar Header

Terapias naturales para la mujer

admin | Terapias | Sábado, 14 septiembre 2013

• Ten cuidado con todo médico o terapeuta naturista que tenga una teoría favorita e irrefutable que aplica a todas las situaciones. Un ejemplo son los que afirman que la mayoría de los desórdenes, desde el dolor menstrual hasta el agotamiento, se deben exclusivamente al hígado, o al estrés, o a la deshidratación, o a las toxinas, o al hecho de que en junio la luna se encontraba en Piscis.
• Siempre debes contar al terapeuta naturista todo lo que te parezca relevante para tu problema. Por supuesto, está incluido cualquier otro medicamento que estés tomando, ya sean fármacos, hierbas medicinales o suplementos (incluidas las vitaminas).
• Sigue siempre con toda exactitud las instrucciones de las recetas de hierbas y suplementos. No supongas nunca que sólo porque algo sea «natural» puedes tomarlo en la cantidad que se te antoje o variar las dosis recomendadas. Al igual que los fármacos, en ciertas circunstancias las hierbas medicinales pueden ser peligrosas.
• Si no estás contenta con los resultados del tratamiento, busca una segunda opinión o más.
• No esperes que un terapeuta naturista sea capaz de «curar» todo. Hay ciertos problemas que no se tratan de modo satisfactorio con métodos naturales.
• Siempre debes indicar al terapeuta si estás embarazada, si lo estás intentando, si no te importaría estarlo o si no te tomas de forma muy estricta el asunto de los anticonceptivos.

Etiquetas:

Sin Comentarios

Sin comentarios.

Deja un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI