Sidebar Header

Sidebar Header

Equilibrio y proporciones

admin | Cuello y escote | Martes, 03 junio 2008

EL SECRETO DE LA CORRECCIÓN ESTÁ EN EL COLOR

Cuando el cuello es corto.

Características
Resta esbeltez a la línea del cuerpo, porque su poca altura produce el efecto de que se pegue la barbilla con el escote.
Qué conviene
Si tiene el cuello corto y desea que luzca más esbelto, de más luz a la zona del mentón que es la que más lo necesita. Aplique un maquillaje más claro y conseguirá el efecto visual de agrandar su forma.

Qué debe evitarse
No utilice tonos más oscuros que los del resto de maquillaje del rostro. SI lo hace provocaría el efecto contrario.

Cuando el cuello es largo.

Características
Si está proporcionado puede ser muy elegante, pero si es excesivamente largo puede dar la sensación de cuello de girafa, no obstante permite corrección.

Qué conviene
Para un cuello largo es aconsejable oscurecer toda la zona de la mandíbula y debajo del mentón utilizando un maquillaje oscuro ya que acorta distancias. La base del cuello debe dejarse en un tono más claro.

Qué debe evitarse
Para evitar acentuar aún más la longitud del cuello no utilice el mismo tono de maquillaje que en el rostro y mucho menos más claro.

Cuando el cuello es fino.

Características
No tiene por qué presentar ningún problema si esté bien proporcionado, pero normalmente es demasiado fino por lo que será necesario corregir sus formas.

Qué conviene
Para un cuello delgado utilice un tono de maquillaje más claro que el que haya aplicado en el rostro, en un solo color. Los tonos claros tienden a agrandar Finalice con un toque de rubor en el centro del cuello.

Qué debe evitarse
No aplique corrector oscuro o rubor a ambos lados del cuello. Sólo conseguirá que parezca aún más fino.

Cuando el cuello es ancho.

Características
Crea una sensación de endurecimiento de la imagen y de una falsa ligereza por su excesiva amplitud.

Qué conviene
En un cuello ancho es aconsejable aplicar primero una base blanca en toda la superficie del cuello. Después oscurecer sólo ambos laterales, en la zona que va desde las orejas hasta la base del cuello.

Qué debe evitarse
No utilice toques de rubor para iluminar el centro del cuello ya que si lo hace aumentará visualmente su ancho.

Etiquetas: , , ,

Kit básico para maquillarse el cuello correctamente

admin | Cuello y escote | Martes, 03 junio 2008

Rubor.

No debe utilizarse en tonos rosados o muy brillantes ya que el rubor se usa en el cuello para potenciar la oscuridad de las zonas que conviene disimular. Elija tonos terrosos para las pieles más oscuras y rosas viejos o agrisados para los cutis más claros.

Pre-base blanca.

La corrección empieza por una pre-base blanca de textura cremosa y ligera. Conviene cerciorarse de su capacidad de cobertura para tapar cualquier mancha de color de la piel, cubrir imperfecciones o incluso disimular las arrugas o rayas que se forman en el cuello debido a las malas posturas. Esta pre-base se extiende por igual portado el cuello, esfumando el producto hasta el escote.

Brocha aplicadora.

Utilizada para aplicar el rubor, ha de ser siempre grande y redonda, la misma que se utiliza para dar un toque de color en los hombros, escote o espalda. Debe utilizarse siempre dibujando pequeños círculos en la zona que se pretenda oscurecer más.

Maquillaje oscuro.

Debe aplicarse encima del la base de maquillaje clara. Con el tono más oscuro se consigue profundidad y se disminuye visualmente el volumen del cuello. Se aplica en los puntos donde se quiere reducir volumen.

Polvo compacto.

Muy útil para fijar y retocar. Se vende en polve ra con aplicador por lo que se puede llevar en la cartera para tenerlo siempre a mano.

Maquillaje claro.

Debe aplicarse siempre después de la pre-base blanca. Su función es la de aumentar el volumen de la forma del cuello, para crear así una sensación de claridad y luz. Para una correcta aplicación reparta por igual en todo el cuello, esfumando hacia el escote.

Polvo transparente.

Ideal para matizar los posibles brillos que pue surgir con la aplica ;¡ón de los productos transforman la erficie de la piel del lio. Se aplica encim maquillaje con la da de un cisne.

Etiquetas: , ,

El cuello paso a paso

admin | Cuello y escote | Lunes, 02 junio 2008

1- Preparar la pre-base.

Antes de iniciar el maquillaje del cuello es muy Importante preparar la pre-base que le permitirá obtener un resultado más profesional. La pre-base de maquillaje debe elegirse en función del color de la piel. Asi pues elija el tono que mejor le quede. Este producto posee muchas virtudes, entre ellas la de unificar el color y disimular algunas manchas de la piel, además aplicada en la zona da la Impresión de
alisar la textura de la piel. Para aplicarla correctamente se aconseja extender el producto por todo el cuello, esfumándolo bien en la zona de los maxilares, la nuca y hacia el escote. Una vez aplicada espere unos segundos para que la piel se seque. Ahora ya estará lista para el siguiente paso.

2 – Aplicar la base.

Cuando aplique la base de maquillaje elija un tono claro para crear la base de color. Deposite unas pequeñas dosis de maquillaje en el centro del cuello y a ambos lados del mismo. Esfume con la ayuda de la esponjita de maquillaje, ya que éste es el elemento que mejor extien-
de el producto sin dejar marcas. Para obtener un buen acabado, esfume la zona de los laterales del cuello siempre en dirección hacia la nuca. Quedará perfecto.

3 – Corregir con tono oscuro.

Llegó el momento de hacer las correcciones. El maquillaje en un tono más oscuro será el responsable de realizarlas para que el cuello parezca más estilizado. Este maquillaje debe aplicarse en los puntos Indicados según la forma del cuello -que se explican en las siguientes páginas de este cuaderno-y debe esfumarse muy bien, para que no queden marcas. Conviene elegir siempre un color
que esté dentro de la misma gama que hay; elegido para la base clara. Recuerde que existen colores como beige rosados y azula dos que podrían desv tuar el resultado y no favorecen nada.

4 – Empolvarse.

Una vez haya comprobado que toda la base de maquillaje y la base correctora se han secado perfectamente sobre la piel, ya puede extender el polvo compacto. Olvídese de las tonalidades oscuras o que imitan exactamente el color de la piel porque siempre dejarán una sensación artificial -quedará-corno un pegote-. Nos encontramos en la era del polvo transparente, muy útil para maquillar
porque matiza los brillos, da un acabado aterciopelado a la piel y deja entrever el color de la propia piel. Pruébelo y notará el resultado.

5 – Rubor.

Es el toque final para que el resultado sea todo lo satisfactorio que espera. En este caso el rubor elegido ha de ser del mismo tono que el maquillaje corrector, siempre buscando un matiz cálido que oscurezca más toda la zona del cuello. Con ello conseguirá dar más realce y luminosidad a las facciones del rostro.

6 – Definir los rasgos.

Cuando el maquillaje del cuello está en perfecta armonía con el del rostro es cuando se obtiene la máxima definición de los rasgos faciales y de la expresión. El cuello tiene un movimiento muy especial y aporta ligereza
a la imagen, de manera que conviene trabajar los colores del maquillaje y sus posibles correcciones, para obtener los mejores resultados.

Etiquetas: , ,