Sidebar Header

Sidebar Header

Consejos para mascarillas facilaes

admin | Consejos,Cuidados,Cutis,MASCARILLAS | Domingo, 16 noviembre 2008

Como recurso momentáneo, pueden constituir una esporádica solución. Pero no debe confiarse demasiado en sus resultados, porque les falta este toque de verdadera efectividad que solamente una fórmula profesional puede ofrecernos. No obstante, como curiosidad, y para ese posible caso de emergencia de que hablábamos anteriormente, vamos a indicar algunas mascarillas de las que se usaban cuando todavía la cosmética era algo privativo de las altas esferas.
Una clara de huevo bien batida, y aplicada con un pincel sobre un cutis graso, ayudará a contraer momentáneamente los poros dilatados, atenuando surcos y flaccideces, debido a la acción constrictora que ejerce al secarse sobre la piel. Debe retirarse a los 15 minutos, tal como lo haríamos con un preparado normal.
Mezclando una yema de huevo con una cucharadita de aceite de oliva y otra de zumo de limón, obtendremos una mascarilla “de emergencia” para las pieles secas y deshidratadas. Se retira a los 20 minutos, con abundante agua tibia.
Las pulpas de frutas o verduras frescas, aplastadas con un tenedor o, si es posible, pasadas por la batidora, se aplican sobre el rostro, bien directamente, bien en forma de compresa mediante una gasa esterilizada. Vamos a detallar algunas, con la indicación de sus propiedades. El pepino, la zanahoria, la lechuga, la uva, la patata, el albaricoque y la manzana suavizan y refrescan las pieles secas, deshidratadas y sensibles. Las fresas pueden ser adecuadas en algunos casos, pero pueden originar síntomas de alergia en las personas que las digieren mal. El tomate y la sandía son apropiadas para los cutis manchados. La guinda, la naranja y el pomelo son indicados para los cutis grasos y, finalmente, el plátano y el melocotón lo son para pieles normales, con tendencia a piel seca. Siempre, después de su aplicación (de 15 a 20 minutos), se enjuagará abundantemente el rostro.

Etiquetas: , , , ,